Vitamina D y Vaginosis Bacteriana

causa de la vaginosis bacteriana

La carencia de vitamina D podría estar asociada a la aparición más frecuente de vitamina D.

Muchas mujeres sufren cuadros de vaginitis producidos por infecciones vaginales. La vaginitis, una inflamación de la vagina, con ardor y picazón puede transformarse en una verdadera pesadilla para las mujeres.

La vaginitis puede ser iniciada por múltiples causas, las infecciones vaginales, tal como mencionamos, es una de las más comunes. Entre las infecciones vaginales, la vaginosis bacteriana es la más común y posiblemente la que más molestias ocasiona debido a que a los síntomas ya nombrados se suma el fastidioso olor a pescado.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana (VB) es un desequilibrio que se produce en el microsistema vaginal. En la vagina de toda mujer existe un equilibrio entre bacterias beneficiosas y bacterias nocivas. Cuando ese balance se rompe y las bacterias nocivas superan a las bacterias beneficiosas comienzan a experimentarse los síntomas de la vaginosis bacteriana como son el olor, la picazón, la secreción de flujo, la inflamación, etc.

Cuando la vaginosis se da por primera vez o se presenta superficialmente, un tratamiento con antibióticos tales como Metronidazol o clindamicina suele ser más que suficiente.

No obstante, muchas mujeres sufren reiterados episodios de vaginosis bacteriana, aunque emplean antibióticos regularmente.

En este sentido, algunos estudios han encontrado que la vitamina D serviría para reducir los casos de vaginosis bacteriana recurrente.

Las causas de la vaginosis bacteriana aún no están del todo claras. Es decir, se conoce que los síntomas se producen por un desbalance en el microclima de la flora vaginal, pero no se reconoce exactamente por qué se produce ese desequilibrio.

Algunos de los factores o causas desencadenantes podrían ser:

  • El embarazo es un momento en el cual suelen darse con frecuencia cuadros de VB.
  • Mantener relaciones sexuales sin protección. Esto no es porque se trata de una ETS, sino porque el semen tiende a alcalinizar el pH de la vagina (normalmente, ácido), lo cual da lugar a que ingresen bacterias y otros microorganismos y se alojen allí.
  • Poseer múltiples parejas sexuales.
  • Practicarse duchas vaginales, las cuales se encontraron muy perjudiciales para la salud de la vagina puesto que alteran y descontrolan la flora vaginal.
  • El uso de DIU (Dispositivo intrauterino).

Vitamina D

alimetnos vitamina D

El aceite de hígado de bacalao posee una buena cantidad de vitamina D.

La vitamina D posee múltiples usos en el organismo humano como por ejemplo, la de ayudar al organismo a absorber el calcio.

De acuerdo a la Oficina de Suplementos Dietéticos, la cantidad recomendada  por mujer adulto por día es de 600 UI (Unidades Internacionales), lo cual equivale a 15 microgramos.

No existen muchas fuentes de vitamina D. Una de las principales formas de obtenerla es a través de la exposición a los rayos del sol: la luz solar. Pero no es la única, en menor medida también encontramos vitamina D en los pescados grasos como el salmón, atún y la caballa.

El hígado vacuno también posee cantidades menores de vitamina D junto con la yema de huevo y el queso.

Generalmente, la leche es fortificada con 400 UI de vitamina D por litro. Esto representa la mitad de lo que se requiere diariamente. No obstante, la leche que se utiliza para la fabricación de productos derivados de la leche como el helado, el queso, etc. no están fortificados.

Ciertos hongos contienen un mínimo de vitamina D que puede acrecentarse si se exponen a la luz ultravioleta.

Otros productos como jugos, cereales, margarinas, yogures, etc. también pueden estar fortificados con vitamina D. Es necesario consultar las etiquetas para reconocer si poseen vitamina D y cuál es la cantidad.

¿Cómo Ayuda La Vitamina D a Tratar La Vaginosis Bacteriana?

Antes que nada, es importante mencionarte que la ayuda que esta vitamina brindará no es una cura mágica ni solucionará todo de un día para el otro, sino que aportará beneficios

cura de la VB

Metronidazol es uno de los antibióticos más usados para la vaginosis bacteriana.

Las investigaciones observaron que las mujeres que poseían niveles adecuados de vitamina D en sangre eran menos propensas a experimentar un brote de vaginosis bacteriana que aquellas que poseían niveles bajos de vitamina D.

Todas sabemos que el tratamiento básico y primario para la vaginosis es por medio de antibióticos, tanto orales como vaginales. Pero también se suelen recomendar como tratamiento secundario para la vaginosis bacteriana la regulación dietética y nutricional.

El paso a seguir sería realizar una comprobación de los niveles séricos de vitamina D y cómo incorporar suplementos para garantizar niveles óptimos en sangre.

Desde luego, incorporar alimentos que contienen vitamina D es una forma de ganar tiempo si los niveles se encuentran bajos. Los pescados como el atún poseen menús muy variados.

El Departamento de Perinatología y Embarazo (PPB por sus siglas en inglés) dependiente del Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano de los EE. UU. Observó que la prevalencia de vaginosis bacteriana en mujeres que atraviesan el primer trimestre de embarazo se asocia con la deficiencia de vitamina D.

Por lo tanto, esto parece apuntar a que la deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo en las mujeres para padecer de vaginosis bacteriana. Aún se requieren más estudios para confirmar esta hipótesis.

¿Quiénes Corren Más Riesgo De Deficiencia De Vitamina D?

Algunos factores son determinantes para que mujeres de cualquier parte del mundo tengan deficiencia de vitamina D. Por ejemplo, las mujeres que viven en climas fríos o en lugares que la exposición al no es siempre continua hay mayores riesgos de padecer deficiencias de vitamina D. Las personas con piel oscura que generan menos vitamina D también pueden tener una deficiencia de esta vitamina.

Del mismo modo, los veganos que no consumen determinados alimentos como pescados o productos lácteos pueden poseer una deficiencia de vitamina D.

alto vaginosis bacteriana libro pdf hanna castelliPor último, si te interesa un tratamiento natural que aborde la cura de la vaginosis bacteriana desde la raíz del problema y no solo aliviando los síntomas, te sugiero que leas sobre el método Alto Vaginosis Bacteriana de Hanna Castelli.

El manual Alto Vaginosis Bacteriana reúne cientos de técnicas, trucos y métodos para controlar esta infección vaginal.

Conoce más detalles de Alto Vaginosis Bacteriana Aquí <<<

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Hasta la próxima!

Otros artículos de interés:

Fuente de información primaria

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.