Vitamina C para la Vaginosis Bacteriana

Muchas mujeres sufren por causa de la vaginosis bacteriana, una infección vaginal que puede frustrar, irritar y causar momentos de mucha incomodidad para cualquier mujer. A menudo, se enfrenta esta infección con medicamentos como Clindamicina vaginal, Metronidazol, tinidazol reduciendo notablemente los casos de recurrencia.

Sin embargo, cuando estos medicamentos no son lo suficientemente efectivos o cuando deseamos complementar el tratamiento principal con antibióticos y contribuir a eliminar el problema a largo plazo es que podemos emplear tratamientos con vitamina C para la vaginosis bacteriana.

vaginosis sintomas

Es decir, más de la mitad de la población que posee vaginosis no presenta síntomas como olor, irritación, descargas, etc.

En efecto, la vitamina C podría ser un tratamiento complementario o alternativo de la infección vaginal más común: la vaginosis bacteriana.

Vaginosis bacteriana

Muchas mujeres sufren esta infección vaginal, sin embargo, no todas sabemos bien qué es lo que nos pasa. La vaginosis es una infección que se produce por un desequilibrio de bacterias en el interior de nuestra vagina.

El órgano femenino posee un delicado microsistema de organismos que conviven armoniosamente. Sin embargo, por razones que aún se estudian, ese equilibrio se rompe, desatándose un crecimiento excesivo de algunas bacterias como la gardnerella vaginalis y el descenso de otro organismos como los Lactobacillus.

La vaginosis bacteriana (VB) puede presentarse con algunos síntomas como olor fuerte a pescado, flujo abundante de color gris, picazón en ocasiones, ardor, dolor o molestias durante el coito, etc.

La American Academy of Family Physicians menciona que las causas de la vaginosis no son claras aún, aunque se reconocen algunos factores que podrían aumentar el riesgo de padecer esta infección:

  • Practicar duchas vaginales,
  • Poseer más de una pareja sexual,
  • Consumir antibióticos de amplio espectro.

También se podría mencionar que una higiene excesiva o deficiente podría interferir en la aparición de las infecciones vaginales, utilizar productos que irriten la zona vaginal, prendas interiores de materiales sintéticos, etc.

como prevenir la vaginosis

El tratamiento de la vaginosis bacteriana también involucra el cuidado en las relaciones sexuales.

Es importante mencionar que la vaginosis bacteriana no es lo mismo que la candidiasis vulvovaginal. Se trata de dos infecciones vaginales distintas ocasionada una por un desequilibrio de bacterias en el interior de la vagina, mientras que la otra es producida por el sobrecreciendo del hongo candida albicans.

Si crees que posees vaginosis bacteriana es prudente que visites al médico. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades menciona que si la VB no recibe tratamiento podría conducir a otras condiciones más complejas como Enfermedad Inflamatoria Pélvica la cual trae consecuencias para la mujer a la hora de tener hijos. Las chances de dar a luz un bebé prematuro también se incrementan si se posee vaginosis bacteriana. Puede incrementar las posibilidades de poseer una Enfermedad de Transmisión Sexual como clamidia o gonorrea, incluso también incrementa el riesgo de poseer VIH.

¿Cómo ayuda la vitamina C a la vaginosis bacteriana?

Consumir suplementos de vitamina C puede ser un tratamiento complementario eficaz contra esta infección vaginal que acecha a muchas mujeres. La University of Maryland Medical Center (UMMC) recomienda consumir entre 500 a 1000 mg 2 veces al día en suplementos de vitamina C para reforzar el sistema inmunitario y fortalecer el revestimiento de la vagina, lo cual permite contar con una salud más integral de nuestro órgano femenino reparando las irritaciones causadas por infecciones.

La vitamina C es fundamental para la formación del colágeno que el cuerpo requiere para reparar tejidos dañados por cualquier tipo de irritación.

Desde luego, también se puede obtener la vitamina C de alimentos como fresas, pimientos verdes, bayas, cítricos (tomates, limas, pomelos, limones, naranjas, mandarinas, etc.), verduras de hojas verdes, etc.

vegetales con vitamina c

La vitamina C fortalece el sistema inmunológico, además de reforzar los tejidos de la vagina.

Argumento científico

De acuerdo a estudios realizados a grupos de mujeres con vaginosis bacteriana o casos de vaginosis recurrente el uso regular de vitamina C puede ser beneficioso. En concreto, el empleo de vitamina C de forma vaginal durante 6 días al mes durante 6 meses reduce hasta en un 55% la recurrencia de la VB.

Consejos generales

Para combatir, controlar y/o prevenir adecuadamente la vaginosis bacteriana se debe prestar atención esencial a la higiene. Lavar detenidamente la zona vaginal es fundamental, pero no se debe ser obsesiva tampoco: bastará con 1 o 2 veces al día, el resto de las ocasiones sólo emplea papel.

  • No usar perfumes, lociones, cremas o cualquier otro agente químico en la zona genital.
  • No usar ropa húmeda y si se transpira, cambiar la ropa interior o secarse con una toalla limpia.
  • Usar ropa de algodón blanco.
  • Tratar de no usar ropa interior para permitir que la zona genital se ventile y no acumule humedad. Siempre que estés en tu casa, quítate la ropa interior, puede que al principio te resulte incómodo, pero luego te darás cuenta de sus beneficios (en especial en verano!).
  • Consume suplementos de aceites omega 3 que puedes encontrar en el pecado, por ejemplo, ya que ayuda a desinflamar el área irritada por la infección y contribuye a aumentar el sistema inmunitario.
  • El extracto de semilla de pomelo puede aportar grandes beneficios debido a sus propiedades antibacterianas (combate bacterias) y antifúngicas (combate hongos). Para usar el extracto de semilla de pomelo sólo debemos usarlo como un baño de asiento o un enjuague en la zona vaginal.
  • Los probióticos también pueden contribuir a mejorar la salud de nuestra vagina. Los probióticos pueden restaurar el balance de microorganismos de la vagina, reduciendo los agentes patógenos y aumentando los agentes beneficiosos.
  • Consumir agua según las necesidades, pero mínimamente 1,5 a 2 litros de agua por día en adultos.

Conclusión

La vitamina C puede ser una manera más de complementar el tratamiento de la vaginosis bacteriana. Las mujeres que sufren de esta infección de forma reiterada comprenden a la perfección que los antibióticos tradicionales no son suficientes, por lo tanto, apoyar el tratamiento con otras acciones y alternativas puede marcar la diferencia entre seguir con infección vaginal o no.

alto vaginosis bacteriana libro pdfPor último, si deseas iniciar un tratamiento natural para acabar con la vaginosis bacteriana te sugiero que leas sobre el tratamiento de Hanna Castelli “Alto Vaginosis bacteriana”. Se trata de un sencillo manual que te indica cada paso para acabar con esta PESADILLA de la mujer.

Pasar al comentario sobre Alto Vaginosis Bacteriana <<< aquí <<<

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Que todo mejore pronto!

Otros artículos de interés

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.