Vaginosis bacteriana y Lactobacillus acidophilus

Los probióticos pueden aportar grandes beneficios para la salud como fortalecer el sistema inmunológico, mejorar el sistema intestinal, también para tratar las infecciones vaginales como la vaginosis bacteriana, una enfermedad que pueden volver la vida de una mujer un verdadero tormento.

signo vaginosis

Al malestar físico se le suma el malestar emocional que estos síntomas presentan

¿Qué es la vaginosis? ¿Cómo se produce? Síntomas

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal que es causada cuando se produce un desbalance en el equilibrio natural de la vagina. Este desequilibrio permite que determinados microorganismos como Gardnerella vaginalis, Mobiluncus, bacteroides y Mycoplasma comiencen a prosperar en número y se reduzcan otras que son beneficiosas para la higiene y salud de la vagina como el Lactobacillus acidophilus.

Las razones de por qué se produce ese desequilibrio en la vagina de la mujer son materia de debate.

Los síntomas de esta infección vaginal son muy característicos, aunque otras infecciones vaginales pueden compartir algunos de estos signos y llevar a una confusión.

  • Olor fétido como a pescado,
  • Picazón,
  • Ardor,
  • Irritación,
  • Dolor,
  • Secreciones más abundantes que lo normal de color gris y más espeso.

Los síntomas suelen ser más intensos luego de una relación sexual.

Es importante mencionar que la vaginosis bacteriana (VB) no está considerada una ITS (Infección de Transmisión Sexual). La vaginosis, técnicamente, no se contagia, sino que se trata de un desbalance de la vagina de la mujer. No obstante, la comunidad científica debate si existen medios de propagación de la vaginosis para prevenir contraerla.

La mayor incidencia de vaginosis bacteriana se presenta en mujeres activas sexualmente de los 14 a 44 años. Además, los casos de vaginosis parecen presentarse más a menudo en mujeres que poseen una pareja nueva o más de una pareja sexual. Sin embargo, existen casos de mujeres que no han tenido nunca una práctica sexual y poseen VB.

vaginosis contagio

Los riesgos de padecer vaginosis se agrandan si poseemos más de una pareja sexual, si practicamos duchas vaginales o si nuestra pareja sexual posee más de una pareja sexual.

Algunas formas de prevenir la vaginosis son

  • Limitar la cantidad de parejas sexuales,
  • Practicar la abstención,
  • Evitar las duchas vaginales,
  • Consumir probióticos (Lactobacillus acidophilus).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) observó que el uso de probióticos puede reducir hasta en un 81% las infecciones vaginales.

En este sentido, las infecciones como la vaginosis bacteriana pueden ser tratadas con probióticos como el Lactobacillus acidophilus.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que se encuentran en alimentos como los lácteos, chucrut, kéfir y alimentos fortificados con probióticos los cuales consumidos en cantidades adecuadas pueden dar beneficios a la salud.

¿Cómo ayudan los probióticos a la salud?

Párrafos arriba mencionamos que los probióticos como el Lactobacillus acidophilus pueden ayudar a eliminar las infecciones vaginales. Además, pueden ayudar a tratar

  • Problemas cardiovasculares,
  • Diarrea (aguda),
  • Trastornos estomacales,
  • Mejoras en la digestión,
  • Síndrome del Intestino Irritable (SII),
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (EII),
  • Colitis ulcerosa,
  • Enfermedad de Crohn,
  • Eliminación de Helicobacter pylori,
  • Encefalopatía hepática,
  • Alergias,
  • Infecciones por hongos,
  • Infecciones vaginales,
  • Infecciones del tracto urinario,
  • Mejoras en la función urinaria,
  • Enfermedad cardiovascular,
  • Mejora la absorción de la lactosa,
  • Cáncer de colon,
  • Aumenta la sobrevida de los bebés prematuros,
  • Eczema atópico
  • Cirrosis hepática,
  • Reducción del colesterol,
  • Etc.

    yogur probiotico

    Los probióticos podemos encontrarlos en muchos alimentos, incluso algunos productos se los fortifica con probióticos.

Acidophilus

Acidophilus es una tipo particular de bacteria que pertenece a la familia de los Lactobacillus, posiblemente el probiótico más utilizado a nivel mundial, pero no es el único. El nombre completo es Lactobacillus acidophilus o L. acidophilus. Otros probióticos pueden ser

  • Lactobacillus casei,
  • Escherichia coli,
  • Lactobacillus johnsonii,
  • Saccharomyces cerevisiae,
  • Lactobacillus salivarius,

Los probióticos como el Lactobacillus acidophilus poseen la ventaja de proporcionar beneficios a la salud del organismo (aumento de las defensas y regularizar la función intestinal en especial) sin generar daños. Los probióticos no son organismos patógenos, por lo cual, no generan infecciones ni toxicidad.

Modo de uso

El modo de uso de los probióticos para la vaginosis bacteriana está dado por la acción del Lactobacillus acidophilus para restaurar el equilibrio habitual de la vagina, reduciendo la presencia de los microorganismos patógenos anteriormente mencionados (gardnerella vaginalis, por caso).

No obstante, según la OMS, los mejores resultados de la reducción de las infecciones vaginales con probióticos no vienen dados por el consumo regular de alimentos probióticos, sino por el uso local.

Formas del Lactobacillus acidophilus

El Lactobacillus acidophilus puede encontrarse en cultivos activos vivos o también secos. Existen muchos productos en el mercado con probióticos. Se puede encontrar L. acidophilus en polvo, comprimidos, cápsulas, gránulos, líquida, etc. Lo más común es encontrarlos en los lácteos como queso, yogur o leche sencillamente.

probioticos vaginosis

Los probióticos se miden en UFC (unidades formadoras de colonias)

Dosificación

La dosis que se debe emplear para controlar la vaginosis bacteriana con L. acidophilus dependerá mucho del producto que se consuma, la severidad de la vaginosis y la persona tratada en sí.

  • Se puede optar por comprimidos o supositorios vaginales. Los supositorios se pueden encontrar de 10 millones y hasta 1 billón de ufc (unidades formadoras de colonias) por comprimido. Se deben consumir, según la cepa y la cantidad de ufc entre 1 a 3 veces al día.
  • En cuanto a los comprimidos orales, por lo común se utilizan de 1 a 2 comprimidos diariamente de 2 mil millones de ufc.
  • Una alternativa que se emplea en el hogar es usar los L. acidophilus que aporta el yogur natural.

En cualquiera de los casos, siempre es una buena idea consultar con un especialista.

Combinación con antibióticos

La vaginosis bacteriana se trata mediante antibióticos que son los encargados de eliminar las bacterias causantes de infecciones como la vaginosis bacteriana. En el caso de esta infección vaginal, el antibiótico más empleado es el metronidazol, aunque la clindamicina también suele emplearse con regularidad.

Se observó que puede ser de utilidad utilizar un probiótico en suplemento o consumir yogur mientras dura el tratamiento con metronidazol o clindamicina. Dado que el medicamento elimina las bacterias, el probiótico puede ayudar a colonizar la vagina de microorganismos beneficiosos.

Recuerda que cualquier combinación o modificación que realices sobre el tratamiento para la vaginosis bacteriana debes comunicárselo a tu ginecólogo. A menudo, la mezcla de tratamientos puede resultar contraproducente.

Conclusión

Los probióticos como Lactobacillus acidophilus son una alternativa natural para tratar la vaginosis bacteriana, en especial cuando se trata de infecciones recurrentes y la vaginosis parecería que se ha vuelto recurrente.alto vaginosis bacteriana libro pdf hanna castelli

En este sentido, el tratamiento de Hanna Castelli “Alto Vaginosis Bacteriana” propone una solución natural y desde la raíz al problema de esta infección. Hanna Castelli elaboró un contundente método para acabar con este problema tan común en muchas mujeres. Más información en este enlace <<<

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Hasta la próxima!

Otros artículos de interés

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.