Vaginosis Bacteriana Es Una Infección Por Hongos? Conoce La Verdad

vaginosis bacteriana hongosConociendo más sobre la vaginosis bacteriana

Aunque para muchas esto no sea un problema, es común que se llame a la vaginosis bacteriana como una infección por levaduras. Pero ¿Se tratan de la misma enfermedad? ¿La generan los mismos agentes? ¿Los síntomas son iguales? En fin ¿La Vaginosis bacteriana es una infección por hongos?

La vaginosis bacteriana, como su nombre lo indica, es una infección vaginal causada por bacterias. Las bacterias son organismos microscópicos que causan enfermedades en organismos huéspedes. En la vaginosis bacteriana se produce un desequilibrio entre las bacterias que cohabitan naturalmente en el órgano femenino.

Cuando esto sucede, hay un crecimiento desmedido de bacterias “malas” y un descenso de bacterias “buenas”. En este momento es cuando se puede hablar de una infección vaginal vaginosis bacteriana.

Entre las bacterias más características de una vaginosis bacteriana encontramos la Gardnerella y otras bacterias aeróbicas y anaeróbicas como Mobiluncus, bacteroides y Mycoplasma.

En el caso de la infección por hongos o levadura, también se produce un desequilibrio en el orden natural de los microorganismos de la vagina, pero aquí, hay una proliferación de un hongo. Este hongo crece sin encontrar frenos puesto que también existe una merma de bacterias buenas que mantienen bajo control otros organismos como los hongos.

Por su lado, en una infección por levaduras, participan por lo común un hongo llamado Candida Albicans, el cual es responsable de la mayoría de los casos de infecciones por hongos, aunque no es el único.

Es común que debido a ciertas similitudes en los síntomas como la picazón, ardor, enrojecimiento se confunda el diagnóstico y por consiguiente se caiga en un círculo de mal tratamiento. Es por ello que la visita al especialista de salud es fundamental.

infeccion vaginal vaginosis bacteriana¿Por qué se produce la alteración en las bacterias del interior de la vagina?

Existen varios factores que pueden incidir, pero ninguno se considera determinante. Por ejemplo, tener relaciones sin protección con varias parejas sexuales puede contribuir a alterar el desequilibrio de las bacterias.

Las duchas vaginales también son otro factor que aumenta el riesgo de contraer una vaginosis bacteriana ya que altera el orden de las bacterias. Las duchas vaginales no son recomendadas por ginecólogos (y si uno te las recomienda, deberías cambiarlo). Las duchas vaginales arrasan con la flora protectora de la vagina y no ayudan en nada: no son un método anticonceptivo, no quitan las infecciones vaginales, no eliminan la fuente del mal olor o la picazón vaginal.

El síntoma más común de la vaginosis bacteriana es un olor fuerte, fétido, denominado vulgarmente como ‘olor a pescado’.

También se da una descarga más seguida de flujo un poco más fino que lo normal y color blanquecino o grisáceo. En cambio, en una infección vaginal por hongos suele ser más espeso, de color blanco y es como el queso cottage.

Existe una picazón moderada en la zona vaginal, pero al igual que los demás síntomas, puede suceder que sean muy leves e incluso no se den.

El síntoma de que debe mantenerte alerta es el olor a pescado. La vagina posee un olor propio, pero no es fuerte ni agresivo. Si se presenta un caso de aumento de olor, deberías visitar al ginecólogo.

Riesgos de la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana aumenta el riesgo de contagio en mujeres embarazadas o con infecciones de transmisión sexual. Si la vaginosis bacteriana no es tratada, podría generar dificultades en las mujeres embarazadas ya que aumenta las posibilidades de un aborto espontáneo, bebés prematuros o bebés de bajo peso.

vagina vaginosis bacterianaAl no tratar una vaginosis bacteriana, si una mujer posee VIH tendrá mayores posibilidades de contagiarlo y si no lo posee, tendrá mayores posibilidades de contraerlo.

A su vez se está más expuesto a otras infecciones de transmisión sexual.

El crecimiento de bacterias que son ajenas a la vagina de la mujer incrementan el riesgo de contraer una vaginosis bacteriana. La vagina de la mujer es ligeramente ácida y contiene ciertos organismos conocidos como lactobacillus que son los mismos que encontrarnos en el queso o el yogur.

Es por ello que se sugiere el consumo de probióticos que contiene estas bacterias denominadas lactobacillus para desarrollar un intestino sano, libre de bacterias y otros organismos microscópicos nocivos.

Al mismo tiempo, utilizar antibióticos puede aumentar el riesgo de una vaginosis bacteriana. Los antibióticos, si bien son un beneficio para la salud, también pueden generar sus riesgos. Los antibióticos, al combatir las bacterias nocivas causantes de una infección vaginosis bacteriana, también eliminan las bacterias buenas de la vagina, originando un desequilibrio. Un nivel alto de pH puede ser signo de una vaginosis bacteriana.

Para curar la vaginosis bacteriana existen diversos tratamientos como la clindamicina o los remedios caseros.

Si ya estás cansada de probar tratamientos que no den resultados, te sugiero que leas acerca del libro pdf “Alto vaginosis Bacteriana” de Hanna Castelli. A través de su propia experiencia y mucho tiempo y compromiso para la investigación, Hanna Castelli desarrolló un método para con la vaginosis. Allí nace el libro pdf “Alto Vaginosis Bacteriana”.Alto Vaginosis Bacteriana - remedios caseros y naturales

Para conocer más detalles del libro pdf “Alto Vaginosis Bacteriana” sigue este enlace <<< Te llevará algunos minutos informarte sobre el método de Hanna Castelli, pero valdrá la pena! <<<

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Hasta la próxima!

Consejos
Advertencias
  • Si estás sufriendo un brote de vaginosis bacteriana, consulta a tu médico y evita la automedicación. Se ha comprobado mediante estudios que los autodiagnósticos siempre falla y consecuentemente, también fallan las automedicaciones.

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.