Tratamiento Para La Vaginosis Bacteriana Con Duchas Vaginales: ¿Son Buenas?

Cómo Tratar La Vaginitis Bacteriana En Casa

Tratamiento Vaginosis Bacteriana Duchas Vaginales En ocasiones, notamos un olor fuerte en nuestra vagina, acompañado de algunos otros síntomas como puede ser picor, irritación, inflamación o molestias al orinar. Si bien existen posibilidades de poseer un olor vaginal fuerte debido a comidas, épocas del año calurosas, etc. lo más probable es que se trata de una infección vaginal por bacterias: vaginosis bacteriana. A continuación, veremos si un Tratamiento para la vaginosis bacteriana con duchas vaginales es realmente una opción recomendada o nos provocará más daño.

¿A Qué Le Llamamos Duchas Vaginales?

Las duchas vaginales involucran un lavado profundo del interior de la vagina por medio de un enjuague con alguna solución que puede ser específica para el lavado vaginal, o puede ser algún producto de uso doméstico como vinagre, bicarbonato de sodio, etc.

El objetivo de las duchas vaginales es eliminar el olor vaginal, desinfectar, higienizar, acabar con un picor, irritación, etc.

Las duchas vaginales son una práctica que las mujeres las realizan desde hace muchos años. El procedimiento consistía en colocar en una bolsa o botella en alto una solución que se dejaba correr dentro de la vagina. Esta solución tenía el fin de arrasar todo lo que se encontraba dentro del órgano femenino.

Principalmente, se empleaba para retirar sangre luego de dar a luz, para quitar el semen luego de una relación sexual, para higienizar la vagina y evitar una enfermedad de transmisión sexual.

Con el transcurso de los años, el sistema fue evolucionado hasta nuestros días. En la actualidad, las duchas vaginales son de diferentes formas, pero básicamente consiste en un contenedor de la solución, un conducto (manguera, caño) y un aplique que se introduce en la vagina. Al presionar el contenedor, la solución sale impulsada hacia el interior del órgano femenino.

¿Es Bueno Tratamiento Para La Vaginosis Bacteriana Con Duchas Vaginales?

duchas vaginalesEl practicarse una ducha vaginal no solo no será bueno, sino que podría ser motivo de una infección vaginal. De hecho, su uso está vinculado al desequilibrio que se produce en la vagina y que es causa de la vaginosis bacteriana.

Las duchas vaginales no son una forma de curar la vaginosis y no debe ser una forma de contrarrestar los síntomas de ninguna infección vaginal.

Al utilizar una ducha vaginal estamos provocándonos un daño peor que la misma infección vaginal. El líquido que ingresa al interior del ´órgano arrasa con todos los microorganismos que allí habitan, lo que incluye organismos beneficiosos encargados de mantener la desinfección e higiene natural de la vagina.

Si bien es una práctica que se desaconseja, muchas mujeres la utilizan a diario. Las estadísticas realizadas entre mujeres que poseen vaginosis bacteriana revelan que muchas de ellas han utilizado duchas vaginales en el pasado.

A su vez, practicar una ducha vaginal incrementa el riesgo de adquirir otras infecciones vaginales como por ejemplo, una candidiasis vaginal.

¿Cómo Higienizar La Vagina Para No Dañar El Microsistema?

La mejor forma de mantener tu vagina higienizada y sana es permitiendo que el ´órgano actúe de forma natural, sin forzarlo.

El órgano de cualquier mujer posee formas naturales para higienizarse por medio de la mucosa vaginal. Esta mucosa barre literalmente con las bacterias que pueden causar infecciones y enfermedades.

Algunas Prácticas De Higienevaginosis bacteriana higiene duchas vagina

  • No laves la vagina más de 1 o 2 veces al día.
  • Utiliza agua sin fuerza para que no ingrese al interior y produzca desbalances. Lleva el agua con tu mano.
  • Lava el área genital de adelante hacia atrás, nunca de atrás hacia adelante. De este modo, no llevarás organismos desde tu ano a tu vagina.
  • Usa papel higiénico para secarte, si empleas toalla, que sea suavemente y que se encuentre limpia.
  • No uses prendas de interior de material sintético. Usa algodón.
  • Cambia la ropa interior regularmente para que tu vagina siempre esté limpia.

Espero que este breve artículo sobre las duchas vaginales te sea de utilidad y te sirva para salir de dudas. Recuerda que la visita al médico es el mejor modo de comenzar a curar la vaginosis bacteriana.

Si ya estás cansada de probar tratamientos que no den resultados, te sugiero que leas acerca del libro pdf “Alto vaginosis Bacteriana” de Hanna Castelli. A través de su propia experiencia y mucho tiempo y compromiso para la investigación, Hanna Castelli desarrolló un método para con la vaginosis. Allí nace el libro pdf “Alto Vaginosis Bacteriana”.alto vaginosis bacteriana libro pdf hanna castelli

Para conocer más detalles del libro pdf “Alto Vaginosis Bacteriana” sigue este enlace <<< Te llevará algunos minutos informarte sobre el método de Hanna Castelli, pero valdrá la pena! <<<

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Hasta la próxima!

Consejos
  • Los antibióticos más conocidos para tratar la vaginosis bacteriana son Metronidazol y Clindamicina. Consulta a tu médico para que te recete alguno de ellos. Recuerda no automedicarte.
Advertencias
  • Si bien la vaginosis bacteriana no representa una amenaza para la salud de la mujer, la recurrencia de esta infección sumado a la incomodidad de los síntomas que produce, conlleva a que las mujeres padezcan episodios de angustia y baja autoestima.

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.