Sudor Vaginal – Causas De La Transpiración Vaginal Y Posibles Curas

¿Por qué me transpira la vagina?

Sudor vaginal Cuando el sistema nervioso simpático en el cuerpo envía señales confusas a las glándulas sudoríparas de la vagina, se experimenta sudoración vaginal. La causa de la transpiración vaginal es principalmente hereditaria. Este fenómeno es común que surja durante el período de la pubertad, en el cual muchos sucesos hormonales se producen en el organismo de la mujer.

El problema de la sudoración vaginal suele ir acompañada de picor vaginal. El aumento del flujo vaginal complica aún más el problema. Si bien no es una condición grave, a menudo es incómodo e incluso francamente embarazoso. Puede causar estragos en su vida social.

Si la sudoración vaginal excesiva va acompañado de un desagradable ‘olor a pescado’ muy peculiar, es posible que hayas adquirido una infección vaginal como vaginosis bacteriana o candidiasis vaginal. En tal caso, debes buscar la ayuda de un médico que te diagnostique la infección o te recete un tratamiento para la VB, por ejemplo.

¿Cómo controlar el problema de la sudoración vaginal excesiva?

Estos son algunos consejos que puedes utilizar para controlar la sudoración vaginal

  • Realiza una dieta sana y equilibrada. El exceso de algunos alimentos como el azúcar, el alcohol y chocolates estimula más la sudoración de la zona vaginal.
  • Los alimentos ricos en carbohidratos y ácidos grasos saturados deben consumirse con moderación. Estos alimentos son naturalmente secretados por las glándulas sudoríparas vaginales. Así que más de ellos ingieres, más sudará tu vagina.
  • En ocasiones, se trata de alimentos o bebidas puntuales. Identificar y aislar a aquellos alimentos o bebidas que son los disparadores en nuestro caso particular.
  • Utiliza ropa interior de algodón suelta para que no haya rose de la vagina, a su vez, que sea suave y que no sea ni gruesa ni fina. Ellos ayudan a la piel a ‘respirar’. Incluso cuando se segrega sudor, se seca rápidamente. Ropas ajustadas como tangas generan más sudor vaginal.
  • Bebe muchos jugos naturales (exprime la fruta tu misma). Mantienen el área vaginal hidratada.Sudor vaginal exesivo
  • Bebe mucha agua diariamente. Esto ayudará a desintoxicar el organismo. Quizá suda para que se eliminen las toxinas que solo dañan el cuerpo.
  • No hay manera de curar completamente la sudoración vaginal. Si el problema se agrava, puede intentar lo que sea de los métodos siguientes.
  • El uso de toallas absorbentes no es recomendado. En realidad, no se deben usar al menos que tu caso sea muy extremo al punto de tener descargas de sudor vaginal que empapan tus piernas. De lo contrario, no se recomienda utilizar protectores diarios. Solo en casos en los que debemos mantener nuestra compostura o no podremos cambiarnos la prenda interior.
  • Ciertas hierbas son conocidas por tener efectos beneficiosos. Prepara una taza caliente de té de salvia. Bébela o frótala para para obtener alivio. La sudoración excesiva se produce cuando el cerebro piensa que te encuentras demasiado caliente y da instrucciones a los nervios de secretar sudor. Las hierbas ayudan a contrarrestar esta instrucción.
  • Algunos baños de asiento son calmantes en la sudoración vaginal y prurito. Realiza un baño de agua tibia. Disolver sal en el agua y 1 o 2 tazas de vinagre de sidra de manzana. Deja que el agua entre en contacto con el área vaginal para aliviar la sudoración vaginal.
  • Los lavados frecuentes con jabones sin perfume son una opción. No uses detergentes fuertes, desodorantes o duchas vaginales. Puedes bañarte en agua muy caliente, a continuación, un lavado rápido en agua muy fría. La ducha de agua caliente y fría conmociona el sistema nervioso y es posible que la sudoración vaginal excesiva se detenga.
  • La exfoliación y afeitado de la región vaginal te ayudará a sentirse cómoda a pesar de que probablemente no va a controlar la sudoración.Ejercicio - Sudor vaginal
  • El ejercicio vigoroso abre los poros del cuerpo. Como se suda mucho, la sudoración en el área vaginal puede disminuir considerablemente.
  • Para evitar la sudoración vaginal excesiva se recomienda, luego de ir a orinar, lavarse con agua y secarse con papel si refregar. No obstante, en la medida de lo posible, evitar lavar la vagina más de lo necesario. Utiliza papel siempre que sea posible.
  • No utilizar prendas sintéticas como la lycra o el nylon, ya que no dejan ‘respirar’ la zona vaginal.
  • Utiliza uno o todos los métodos para obtener alivio de una condición común de la salud de la mujer.

Por hoy es todo. Espero que este artículo te sea de utilidad y puedas mejorar el problema con la sudoración vaginal excesiva.

Alto Vaginosis Bacteriana - Sudor vaginal Por último, si estás buscando un tratamiento que te ayude a terminar con la vaginosis bacteriana, te sugiero que leas sobre el tratamiento “Alto Vaginosis Bacteriana” de Hanna Castelli. El libro pdf “Alto Vaginosis Bacteriana” es un tratamiento natural, basado en la medicina alternativa que aliviará los síntomas de la vaginosis, pero al mismo tiempo atacará las causas que la originan curándola definitivamente.

Para conocer más detalles del libro pdf “Alto Vaginosis Bacteriana” sigue este enlace <<< Te llevará algunos minutos informarte sobre el método de Hanna Castelli, pero valdrá la pena! <<<

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Hasta la próxima!

Si este artículo te pareció útil, te pido un favor, Compártelo en Facebook, dale Me Gusta, comparte en google Plus o Twittéalo. De esa formas ayudas a la página a ser más conocida.

Consejos
  • Si bien la causa de la vaginosis bacteriana todavía se estudia, se recomiendan algunos cuidados específicos como son no realizar duchas vaginales puesto que alteran la flora vaginal, practicar siempre sexo segura, no poseer más de una pareja sexual, higienizar la zona íntima no más de 2 veces al día, no consumir antibióticos generales a no ser que estén recetados por el médico.
Advertencias
  • El Metronidazol y la Clindamicina son los dos medicamentos más comunes utilizados para combatir la vaginosis bacteriana. Puedes utilizaros, pero debes visitar al médico para que te los recete. No te automediques.

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.