¿Qué pasa si dejo la vaginosis sin tratar?

Vamos, seguro que ninguna de nosotras quiere dejar la vaginosis bacteriana sin tratar y menos con esos síntomas tan desquiciantes, pero a veces se vuelve recurrente y ni bien pasa un buen tiempo que logramos deshacernos de ella, reaparece para hacernos una vez más la vida más difícil.

Pero, en serio ¿Qué pasaría si dejo una vaginosis bacteriana sin curar? Para todas aquellas mujeres que alguna vez pensaron en esto, a continuación, un breve y puntual artículo sobre las consecuencias de una vaginosis no curada.

enfermedad de la mujer

La enfermedad Inflamatoria Pélvica suele tener un buen pronóstico, aunque puede comprometer la fertilidad de la mujer.

¿Cómo se presenta la vaginosis?

La VB es una infección vaginal que se presenta con síntomas o asintomática, siendo esta última mucho más habitual que la primera. Los síntomas de una vaginosis bacteriana pueden poner incómoda a cualquier mujer y hacernos pasar momentos de mucha angustia:

  • Olor fétido como a pecado,
  • Irritación,
  • Descargas de flujo irregulares de un color blanco o gris,
  • Picazón,
  • Ardor,
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Muchos de estos síntomas pueden incrementarse notablemente luego de las relaciones sexuales, en especial si no se practica sexo seguro y el esperma es retenido dentro de la vagina.

¿Cómo afecta una vaginosis no curada?

La vaginosis puede curarse, aunque sea muy difícil en muchos casos y se torna recurrente. Mujeres que tuvieron esta infección vaginal por décadas lograron deshacerse de ella finalmente.

No obstante, ¿Qué ocurriría si pese a nuestros esfuerzos aún continúa en nuestro órgano femenino?

Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP)

La Enfermedad Inflamatoria Pélvica, también conocida con el nombre de endometritis, está íntimamente vinculada a la vaginosis bacteriana. Se trata de una infección de los órganos reproductores de la mujer que puede comprometer hasta la fertilidad.

La EIP puede causar:

  • Tejido cicatricial en el interior como el exterior de las trompas de Falopio, lo cual puede acabar obstruyéndolas.
  • Embarazo ectópico, lo cual es un embarazo que se gesta fuera del útero.
  • Infertilidad, es decir, imposibilidad de quedar embarazada.
  • Dolor abdominal o pélvico crónico.
  • Debilidad del sistema inmunitario

    vaginosis no curada

    Completar los tratamientos con antibióticos es el primer paso que debemos dar para tratar la vaginosis. De otra forma, las bacterias se harán resistentes a los medicamentos.

Aunque todavía se requieren estudios para acabar de confirmar esta hipótesis, la vaginosis bacteriana que no es tratada adecuadamente acaba por debilitar el sistema inmunológico del cuerpo. Esto se produce porque el organismo está constantemente contrarrestando la presencia de la infección de la vaginosis bacteriana, lo cual acaba desgastándolo y debilitándolo.

De esta manera, el cuerpo de la mujer se torna cada vez más vulnerable a adquirir otras infecciones de transmisión sexual como son la clamidia, el herpes, la tricomoniasis, la gonorrea, el VIH.

Vaginosis bacteriana durante el embarazo

Un tema de mucha preocupación en las mujeres que sufren vaginosis bacteriana es si su embarazo se verá afectado por esta infección. Lo cierto es que la VB puede influir de forma negativa durante el embarazo ocasionando una serie de procesos no del todo favorables.

Las mujeres que están embarazadas y sufren de vaginosis bacteriana poseen un riesgo más alto de tener un aborto espontáneo involuntario o un parto prematuro.

Cuando una mujer embarazada posee vaginosis bacteriana tendrá un más alto índice de parir un niño bajo en peso.

Cuando una embarazada posee VB también tendrá un mayor riesgo de ser transmitida por otras infecciones como

  • Sepsis puerperal (infección en el tracto genital luego del parto y hasta 42 días después),
  • Infección de la herida de la episiotomía,
  • Infección de la herida después de la cesárea,
  • Endometritis puerperal.

¿Cómo tratar vaginosis bacteriana?

Una vaginosis bacteriana requiere para su tratamiento efectivo el uso de antibióticos y algunos cambios de estilo de vida, hábitos alimenticios y cuidados personales.

El consumo de antibióticos debe se algo recomendado por un especialista, en este caso, un ginecólogo. En el caso de las mujeres embarazadas, el tratamiento será diferente, por lo cual, es importante que comuniques a tu ginecólogo si estás embarazada o sospechas que puedes estarlo.

De acuerdo a la OMS (Organización Mundial de la Salud), la VB es una infección muy común durante el embarazo, alcanzando en muchos países hasta un 20% de las embarazadas. Además afirma que el uso de antibióticos para contrarrestar la vaginosis bacteriana puede reducir significativamente la rotura de las membranas antes del parto y la posibilidad de dar a luz un bebé de bajo peso al nacer.

infeccion vaginal durante el embarazo

Ante síntomas de infección vaginal, debemos concurrir al ginecólogo. Además de la VB también puede desarrollarse una candidiasis vaginal.

Los antibióticos más habituales que se emplean para tratar la vaginosis bacteriana son el Metronidazol y la Clindamicina en distintas dosificaciones cada uno. Los antibióticos probablemente pongan fin a las bacterias nocivas que generan la infección, pero no necesariamente restauran el equilibrio alterado, en especial en las mujeres que poseen casos reiterados de VB.

Para ello, se deberás realizar terapias complementarias, modificar hábitos y cambiar el estilo de vida.

Algunas medidas complementarias que ayudarán a mantener la vaginosis alejada y restaurar el equilibrio perdido pueden ser las siguientes:

  • Utilizar probióticos localmente,
  • Aumentar el sistema inmunológico,
  • Consumir probióticos diariamente,
  • No usar agentes químicos en la zona genital,
  • Mantener el área genital siempre seca,
  • Evitar el estrés,
  • Evitar el uso de duchas vaginales,
  • Practicar sexo seguro,
  • Evitar poseer más de una pareja sexual,
  • Evitar el uso del DIU,
  • Etc.

Aunque la vaginosis bacteriana sea una infección difícil de controlar y muchas veces se vuelva recurrente, debemos pensar positivamente ya que es la única manera de sobrellevar un episodio difícil que se reitera cada cierto tiempo.

alto vaginosis bacteriana libro pdfPor último, si necesitas contar con un método efectivo para combatir la vaginosis te sugiero que leas sobre el método “Alto Vaginosis Bacteriana” de Hanna Castelli <<< AQUÍ CLICK <<< Este tratamiento es fácil de seguir y muy efectivo, me ayudó a quitar la vaginosis y también ayudó a muchas mujeres en muchos países de Latinoamérica.

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Hasta la próxima!

Otros artículos de interés

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.