¿Qué es el vaginismo? ¿También es una infección vaginal?

La terminología de algunas condiciones puede prestarse a confusión y desencadenar algunos malestares extra. Por ejemplo, el término vaginismo es empleado, sin saber, por muchas mujeres para referirse a la vaginosis bacteriana o a alguna infección vaginal.

Por o cual, en este artículo dedicaremos algunas líneas a desarrollar los conceptos básicos del vaginismo, el cual dista mucho de relacionarse directamente con una infección vaginal como la vaginosis bacteriana.

vaginismo en la mujer

Algunos términos se prestan a confusión. Vaginismo no es lo mismo que vaginosis.

Vaginismo: definición

El vaginismo es una acción involuntaria que consiste en la construcción de los músculos de la vagina, lo cual conlleva a una experiencia sexual dolorosa. Los músculos que rodean la vagina en especial, sufren un espasmo involuntario que lleva a que la vagina se cierre y no se pueda realizar la penetración o, incluso, los exámenes médicos.

Las mujeres pueden presentar relaciones sexuales dolorosas muy a menudo, lo cual se conoce con el nombre de dispareunia.

El vaginismo, por lo tanto, es una forma de dispareunia, pero no es la única. Hay muchas otras causas que pueden conducir a que una mujer tenga una relación sexual dolorosa.

Clasificación del vaginismo

El vaginismo también se puede clasificar en dos grupos generales: Vaginismo primario y vaginismo secundario.

  • Vaginismo primario se refiere al vaginismo que surge desde la primera relación sexual. En esta situación, la relación no se puede concretar porque en la vagina existe una obstrucción impenetrable.
  • Vaginismo secundario hace mención al vaginismo que surge luego de tener relaciones sin presentar inconvenientes, por causas indeterminadas, las relaciones se vuelven dolorosas y la musculatura de la vagina se contractura.

Causas del vaginismo

Las causas del vaginismo pueden ser muy variadas. A grandes rasgos, pueden dividirse en causas físicas y causas psicológicas.

Causas psicológicas

  • Abuso sexual,
  • Sensación de fracaso,
  • Temor a quedar embarazada,
  • Frustraciones,
  • Tabúes,
  • Educación con muchas restricciones,
  • Etc.

Causas físicas

  • Rigidez del himen,
  • Sequedad en la vagina,
  • Estenosis en la vagina,
  • Infecciones vaginales,
  • Endometriosis,
  • Dolor físico,
  • Etc.

Aunque también es posible que sea muy difícil encontrar las causas del vaginismo.

Síntomas del vaginismo

El vaginismo puede poseer muchos síntomas debido a que se puede relacionar con alguna enfermedad determinada que sea la causante de la construcción vaginal. Sin embargo, en términos generales, los síntomas pueden ser:

  1. Penetración dolorosa o muy dificultosa en los actos sexuales.
  2. Dolor en la vagina cuando se produce la penetración o se está efectuando un examen vaginal.

Tratamiento del vaginismo

El primer punto y posiblemente el más elemental, es contar con una descripción clínica detallada de la paciente y posterior

dilatador vaginal

El dilatador permite la apertura progresiva de la vagina para permitir la relación sexual.

mente, realizar una exploración de rutina para comenzar a descartar factores físicos.

Cuando el vaginismo se debe a factores psicológicos, el tratamiento requerirá de un compromiso muy especial del paciente: la mujer debe conocer la existencia de un problema y que debe solucionarlo. La mujer que sufre de vaginismo debe comprender cómo se efectúa la contracción de la musculatura de la vagina y poder evitarla.

En este sentido, la ejercitación (fisioterapia) Kegel puede ser de mucha utilidad. Los ejercicios Kegel pueden ayudar a fortalecer los músculos de la vagina (el piso pélvico), al mismo tiempo que también se puede enseñar a relajarla si se contraen involuntariamente.

Otro tratamiento que se puede emplear para el vaginismo son los dilatadores vaginales plásticos. Estos contribuyen a relajar los músculos de la vagina, al introducirlos de menor a mayor tamaño. La mujer será paulatinamente menos sensible a la penetración vaginal. No obstante, estos procedimientos deben realizarse bajo la supervisión de una persona capacitada (sexólogo, terapeuta, etc.) y la deben desempeñar tanto la mujer como su pareja.

Debemos dejar en claro que un dilatador no agrandará el tamaño de la vagina, sino que ayudará a evitar las contracciones de la musculatura de la vagina.

Posiblemente, un cuerpo médico para ayudar a solucionar el vaginismo esté compuesto de un asesor sexual, psicólogo, ginecólogo y terapeuta físico.

El tratamiento podría consistir en una terapia física, re-educación, asesoramiento y la acción de los ejercicios Kegel.

Conclusión

Por lo general, los casos de vaginismo tienen un alto grado de resolución con éxito. Sólo es cuestión de consultar a un profesional idóneo y comprometerse con la resolución del episodio.

Que una mujer posea vaginismo no significa que no se existe sexualmente. Muchas mujeres por más que no puedan ser penetradas, sí pueden ser estimuladas en otras zonas erógenas como el clítoris y alcanzar orgasmos muy placenteros. El único inconveniente que en ocasiones se asocia a las mujeres con esta condición es que suelen sufrir de ansiedad ante cada relación sexual, lo que en ocasiones dificulta aún más la excitación.alto vaginosis bacteriana libro pdf

Si eres una mujer que sufre de vaginosis bacteriana, entonces te interesará saber sobre el tratamiento que me curó <<< CLICK AQUÍ para saber sobre la cura.

Si te resultó de utilidad este artículo, no olvides compartirlo y comentar. Dale Me Gusta, Compártelo en Facebook o Google + o Twittéalo.

Suerte y gracias!

Otros artículos de interés:

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.