Ácido Bórico para la Vaginosis Bacteriana. Solución para la Vaginosis Recurrente

Si estás sufriendo de un episodio de vaginosis bacteriana (VB) y en especial, si eres de una de las tantas mujeres que sufre de episodios recurrentes de vaginosis, este artículo te servirá puesto que veremos cuáles son los alcances del ácido bórico para tratar esta infección vaginal y en especial, para las mujeres que la sufren de forma crónica.

El ácido bórico se emplea en medicina alternativa para tratar infecciones vaginales como la candidiasis desde hace cientos de años, pero todavía no se habían realizado estudios científicos sobre su aplicación sobre la VB.

¿Qué es la Vaginosis Bacteriana? ¿Qué la Causa?

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal muy común en mujeres en edad reproductiva (15-49). Lamentablemente, también se trata de una infección difícil de curar debido a que se desconocen las causas que la ocasionan.acido borico para combatir infecciones

No obstante, sí se reconoce que se presenta a partir de un desequilibrio en el microsistema natural de las bacterias que habitan en el órgano femenino. Dentro de la vagina de toda mujer existen muchos microorganismos como lactobacilos, Gardnerella vaginasis, mobiluncus, entre otros. Muchos de estos organismos son positivos y ayudan a mantener el buen funcionamiento de la vagina; mientras que otros son negativos y son los que causan infecciones. Sigue leyendo…

Vaginosis Bacteriana Crónica – Gardnerella Vaginalis Recurrente

Infección Por Bacterias En La Vagina

gardnerella vagalis cronicaLas causas de la gardnerella vaginalis aún se desconocen con certeza. Los especialistas se encuentran realizando estudios y reuniendo estadísticas para poder llegar a una conclusión que permita prevenir y curar con más efectividad esta infección. Lo que sí se tiene certeza es que no se trata de una infección peligrosa, pero que si no se trata debidamente puede convertirse en una Vaginosis Bacteriana Crónica.

Sin embargo, se conoce que se produce un desequilibrio en el interior de la vagina donde habitan en estado natural muchas bacterias que no son nocivas para la salud. Ese desequilibrio entre las bacterias “buenas” y las bacterias “malas” aún continúa siendo materia de debate.

En una vagina sana sin descontrol de la población de microorganismos, las bacterias y microorganismos “buenos” se encargan de mantener a raya  los microorganismos “malos”. No obstante, en una vagina donde ha ocurrido un desbalance, las bacterias “malas” comienzan a proliferar generando una infección conocida como vaginosis bacteriana. Sigue leyendo…