15 Cuidados luego de una Vaginosis Bacteriana

La vaginosis bacteriana es una condición muy incómoda que presenta síntomas desagradables como olor a pescado, irritación de la vagina, inflamación de la zona genital, descargas de flujo abundantes, dolor o molestias durante las relaciones, etc.

Se trata de una infección vaginal que todavía no se sabe con exactitud cómo se produce ni cómo curarla definitivamente.

En principio, se reconoce que existe un desequilibrio de la flora vaginal en las mujeres con vaginosis, donde grupos de bacterias nocivas proliferan más de lo normal, mientras que los grupos de bacterias positivas descienden en número.

La vaginosis bacteriana es tratada con antibióticos como Clindamicina, Tinidazol o Metronidazol los cuales erradican hasta el 95% de los casos de esta infección. No obstante, los casos de recurrencia luego de acabado el tratamiento son muy altos.evitar recurrencia de la vaginosis bacteriana

En esta ocasión nos ocuparemos de algunos consejos para el cuidado postratamiento de la vaginosis bacteriana para evitar su recurrencia.

Cuidados luego de Tener una Vaginosis Bacteriana

  1. Para que una vaginosis bacteriana no retorne debemos tomar una primera y esencial medida que es comenzar y acabar según la prescripción médica los antibióticos recetados. Si no acabamos con los medicamentos recetados podemos generar resistencia bacteriológica, lo que más o menos equivale a decir que las bacterias se tornan resistentes a los antibióticos recetados.
  2. Mantener la abstinencia sexual. Si bien la vaginosis no está considerada una Infección de Transmisión Sexual, las estadísticas sugieren que se trata de una infección que ataca con más frecuencia a mujeres sexualmente activas.
  3. Limitar el número de parejas sexuales. Las mujeres que poseen más de una pareja sexual están más propensas a desarrollar una Infección de Transmisión Sexual (ITS) o ciertas infecciones vaginales no ITS como la vaginosis bacteriana.
  4. Emplear protección para las relaciones sexuales. El uso de condones de látex se asocia a un menor número de casos de VB.
  5. Utilizar condones orales para las relaciones sexuales orales. El sexo oral receptivo sin protección ha sido detectado como un factor de riesgo para contraer una ITS y otras infecciones vaginales.
  6. Realizar una higiene diaria de la vagina pero sin excederse. Sencillamente, lavar no más de dos veces diarias con agua y jabón neutro. NO lavar con bidet fuerte, sino llevar el agua hacia la vagina con las manos.
  7. No realizar duchas vaginales. Las duchas vaginales se asocian a un mayor número de casos de vaginosis bacteriana. Al introducir una solución a la vagina arrasaremos con las microflora del órgano contribuyendo a que prosperen las bacterias nocivas como gardnerella.
  8. Mantener un sistema inmunitario fuerte. Un sistema inmunitario fortalecido podrá enfrentar cualquier nuevo avance de la VB. Aliméntate adecuadamente, descansa lo suficiente, realiza actividades físicas al menos 3 veces a la semana. Consulta a tu médico para que te recete un suplemento vitamínico.
  9. Evitar los episodios de estrés o depresión. Aunque no se conocen las razones, los episodios de estrés o depresión están asociados a un mayor número de casos de vaginosis.
  10. Evalúa otros métodos de anticonceptivos además del DIU. Si al momento de padecer la vaginosis bacteriana poseías un DIU (dispositivo intrauterino) evalúa utilizar otro método de control de natalidad. El DIU también está considerado un factor de riesgo de VB.
  11. Consumir una tasa de probióticos al día. Los probióticos, por ejemplo, el yogur, han sido identificados como una forma de mejorar la microflora del cuerpo evitando la proliferación de microorganismos nocivos que acaban causando infecciones vaginales.

    yogur probiotico

    Los probióticos podemos encontrarlos en muchos alimentos, incluso algunos productos se los fortifica con probióticos.

  12. No te automediques. La mayoría de las ocasiones que nos automedicamos fallamos, en principio en el diagnóstico y, segundo, en la medicación que consumimos para solucionar ese diagnóstico errado.
  13. Cuidado con los productos que empleas en tu área genital. No utilices perfumes, desodorantes, tampones o toallas íntimas perfumadas ni ningún otro producto químico en tu zona íntima.
  14. Importancia de la ropa interior. Utiliza ropa interior blanca de algodón y evita la ropa sintética como de lycra o poliéster. La ropa sintética no permite una correcta ventilación, concentra la humedad. En la medida de lo posible, no utilices ropa interior en tu casa.
  15. Lavado de la vagina. El lavado del área genital debe ser de adelante hacia atrás, de esta forma evitamos llevar bacterias nocivas del ano a la vagina. A su vez, seca bien para que no quede humedad, pero sin agredirte.

Conclusión

Visitar con regularidad el ginecólogo. Pide cita regularmente con tu médico ginecólogo para realizar controles, en especial si eres na mujer con episodios de vaginosis bacteriana recurrente.alto vaginosis bacteriana libro pdf

Para aquellas mujeres que se encuentran buscando una cura para la vaginosis bacteriana Click Aquí <<<

Si quieres ayudar a la página a que se haga más conocida presiona el botón Me gusta, Comparte contenido en Facebook, Twittéalo o difunde en Google +.

Muchas gracias!

Otros artículos de interés

Deja un comentario, una pregunta o sugerencia.